Ozkar Portillo

Just another WordPress.com site

Mutismo

todo buen instante de inspiración debe ser aceptado en el momento justo en el que llega sin importar el tiempo o el estado de animo, cuando el corazón obliga a escribir algo, no queda mas remedio que escucharlo.

hoy no seré chistoso,  ni critico y mucho menos hablare de música, hoy seré honesto con todo aquel que se tome la molestia de leer esto, tal ves con un tanto egolatría puesto que hablare de mi, prefiero hacerlo así y no hablar de alguien mas aunque en lo mas profundo de mi corazón esta ella, pensar y pensar, revolverme en un mar de dudas que yo no logro responder y que en este momento de mi vida no hay nadie a mi lado que me ayude a aligerar esa carga.  Por eso mi repentino deseo de contárselo a alguien, hoy a esta hoja de texto.

Me siento solo esa es mi realidad, solo y lleno de sentimientos que me aquejan y lastiman, puede que solo sea la soledad la que pesa tanto y lo llena todo y no deja espacio para mejores estados de animo, siempre sostuve y sostendré que es preferible estar solo a compartir o desperdiciar el tiempo con alguien que no vale la pena pero con el tiempo la soledad se ha vuelto una carga insostenible para mi, la necesidad de compartirla, de tener a alguien que aligere el peso es mayor y a veces provoca un insano deseo de compañía sin importar cual fuese.

Intento ser calmo y sopesar las ideas antes de rendirme a un arrebato de emoción y sufrir mas de lo que puedo soportar, pero hoy en día sin tener a alguien con quien compartir mis ideas y sentimientos mas profundos, resulta confuso para el alma cuando aparece un espejismo un rayo de luz lejano y distorsionado como un lejano faro llamando a puerto seguro y aunque logre llevarme a aguas mas calmas sigue siendo inalcanzable. esa luz, la puedo ver la puedo admirar, agradecer por su tiempo,  preocupación y el haberme llevado a buen puerto, pero esa candela no me mira no se inmuta de mis sentimientos, sigue su estática absorta en su giro llamando a lo lejos a otros barcos perdidos. y es en ese duro momento en que la realidad sigue siendo la misma estoy solo en un puerto, sin asideros sin un lugar a donde ir, llevando mi carga, mi soledad.

 

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: